Exfoliación para tener una piel suave y limpia

Exfoliación para tener una piel suave y limpia

Exfoliación para tener una piel suave y limpia

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano, desempeña diversas funciones dentro de las que se incluyen la protección frente a agresiones externas, la termorregulación, absorción de radiación ultravioleta, producción de vitamina D, reconocimiento inmunitario y potente receptor de estímulos sensoriales. Se encuentra en constante recambio celular, el estrato córneo (la capa mas superficial de la piel) sufre un proceso de renovación cada 3 semanas, sin embargo, en algunas ocasiones y por diferentes factores se llegan a formar diminutos tapones de grasa o queratina ocasionando la obstrucción de los poros y con ello alteraciones visibles y palpables en la apariencia y textura de la piel.

Uno de los recursos disponibles hoy en dìa para mejorar la calidad de la piel es la Exfoliación.

Se trata de un proceso mediante el cual se eliminan células muertas de la epidermis, mediante la aplicación de productos que por medio físico (fricción) o químico (peeling) consiguen la remoción parcial de la epidermis (capa superficial de la piel).

Debemos mencionar que la exfoliación puede emplearse con fines cosméticos o terapéuticos, de ello dependerá si se puede realizar por el mismo paciente (exfoliación física) o debe realizarse por el mèdico en el consultorio (peeling quimico). En el caso de la exfoliación física, puede realizarse para retirar células muertas e impurezas y asì obtener una apariencia suave, fresca y tersa de la piel. La exfoliación química se puede emplear para tratar patologías (enfermedades) específicas de la piel.
El realizar una exfoliación constante a la piel traerá consigo varios beneficios ya que además de eliminar células muertas al reducir el grosor epidérmico y desobstruir los poros por eliminación de tapones de queratina y/o grasa facilitarà la absorción de otros productos o principios activos benéficos / necesarios para la piel; se sabe que también estimula la microcirculación y mejora el drenaje linfático cutáneo aportando mejor cantidad de oxígeno y nutrientes y ayudando a eliminar los desechos, toxinas o radicales libres acumulados en la piel.

La exfoliación física se lleva a cabo con productos que contienen partículas abrasivas que realizan un efecto de “lijado” sobre la piel, por lo cual es importante usar productos adecuados para no tener efectos nocivos y evitar usarlo en áreas sensibles, enfermas o lastimadas de la piel.

Existen números productos disponibles en el mercado para realizar exfoliación suave tanto facial como corporal, en nuestra experiencia, usamos y recomendamos GOMMAGE de laboratorios Lydia Dainow; se trata de un producto dermatológico indicado para todo tipo de piel, con ingredientes 100% naturales como son:

Aceite de almendra el cual es una fuente abundante de vitaminas A, B y E y oligoelementos que le confieren un efecto antioxidante que protegen la piel contra radicales libres (antienvejecimiento), además le aportan un efecto calmante.

Aceite de soja que proporciona suavidad e hidratación a la piel.

Lactosa ayuda a eliminar células muertas, además aporta hidratación y con ello suavidad a la piel. 

La manera en que recomendamos aplicarlo es cada 2 o 3 semanas tanto en rostro y cuerpo evitando áreas sensibles como el contorno de los ojos.
Dr Heber Farfan
Médico Estético

El utilizar productos dermatológicos y suaves con la piel así como evitar el uso excesivo de exfoliantes físicos disminuyen la aparición de complicaciones como engrosamiento o manchas en la piel, por ello es importante siempre seguir las indicaciones y recomendaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.