Presoterapia corporal

Presoterapia Corporal

Se trata de un equipo médico con ropa neumática a través del cual se realiza sobre el cuerpo presión positiva.
Se emplea esta técnica de fisioterapia estética para mejorar la circulación venosa y linfática, incrementando el drenaje de líquidos extravasados y toxinas además ayuda a relajar la musculatura.
Se utiliza para favorecer la recuperación de los atletas tras sesiones intensas de práctica deportiva, se realice en campo abierto o en gimnasio, cuando el cuerpo se ve sometido a cualquier gasto energético inducido por el entrenamiento físico o con grandes cargas, resulta esencial lograr que el sistema muscular obtenga una rehabilitación rápida para que una vez recuperado pueda ser estimulado y generar un nuevo proceso de adaptación y mejora de la capacidad física y el rendimiento deportivo.
Al evitar los riesgos de sobre entrenamiento debidos a una limitada recuperación, la presoterapia es un arma terapéutica esencial cuando se pretende lograr evitar lesiones deportivas.
Existe evidencia que la presoterapia completa y acelera el resultado estético en la perdida de peso, mejorando muchos de los problemas microcirculatorios que se pueden presentar en personas que se encuentran en el proceso de disminución de peso, y con aparición de flacidez o problemas de celulitis.
Produce un efecto sedante y relajante derivado del masaje rítmico y sincronizado que proporciona la ropa neumática que al mismo tiempo favorece un efecto antiinflamatorio.
Según la literatura, se indica para la prevención de cicatrices hipertróficas, una vez que la lesión este cerrada o que los injertos se hayan integrado, para evitar el riesgo de dañar la zona con la fricción o el desplazamiento de los injertos al colocarla. Otro beneficio es combatir el dolor, el prurito (comezón) y el edema (acumulo de líquidos).
Otro de los beneficios de la presoterapia es que favorece el tránsito intestinal, por lo que puede servir para aliviar problemas de motilidad y estreñimiento.
Por todo esto podemos decir que no es preciso tener un problema estético ni de salud para disfrutar de una sesión de presoterapia (se recomienda una sesión a la semana).