Rejuvenecimiento Facial

Rejuvenecimiento facial

El envejecimiento es un proceso progresivo y universal que padece todo ser vivo como expresión de la interacción entre la genética del individuo y su medio ambiente.
Se trata de un proceso complejo que trae consigo cambios moleculares que se manifiestan a nivel celular, histológico y anatómico, siendo el envejecimiento cutáneo una de sus manifestaciones más evidentes.
Los signos de envejecimiento en el rostro son secundarios a pérdida de elasticidad de la piel y la caída de las estructuras subcutáneas, que modifican los volúmenes de la cara provocando un aspecto triste y cansado. La exposición a radiaciones ultravioleta (rayos de sol y luz artificial) también favorecen la aparición de signos de envejecimiento.
Algunos signos de envejecimiento:
• Aparición de arugas secundarias a la pérdida de colágena.
• Migración hacia abajo de los tejidos blandos por el efecto de la gravedad. Aparición de “jowls” (mejillas de buldog)
• Aparición de bolsas alrededor de los ojos y exceso de piel en los parpados.
• Caída de la cola de la ceja
• Disminución de la proyección de los pómulos por atrofia de tejido adiposo facial y del esqueleto óseo.
• Surcos; nasogeniano, nasoyugal, comisura de la boca (líneas de marioneta).
• Laxitud del cuello, con aparición de bandas o cambio en el ángulo cérvico-mental.
• Arrugas alrededor de los labios (código de barras)
• Atrofia del bermellón de los labios (adelgazamiento de labios).
• Caída de la punta de la nariz.
• Manchas o irregularidades en el tono de la piel.
• Alteraciones en la textura de la piel.

Prevenir y retardar los signos de envejecimiento así como lograr un rejuvenecimiento del rostro es posible gracias al extenso abanico de posibilidades disponibles hoy en día; existen numerosos procedimientos y alternativas de tratamientos específicos para cada signo de envejecimiento, es importante recordar que cada persona es diferente por ello no existe un tratamiento único de rejuvenecimiento facial, el o los tratamientos necesarios se deben individualizar e incluso combinar dependiendo de cada necesidad.
Es de suma importancia recordar que el uso de protector solar de manera adecuada (diariamente y varias veces al día) es vital no solo para la prevención de enfermedades de la piel, sino también como una manera de prevenir / controlar algunos de los signos de la edad.
Dentro del extenso numero de alternativas para lograr un rejuvenecimiento facial podemos encontrar diferentes tratamientos que van desde una cirugía hasta métodos no invasivos como es el uso de aparatología. En cuanto a los procedimientos o alternativas no quirúrgicas podemos encontrar, por mencionar algunos:

• Limpieza facial integral.
• Peelings químicos.
• Hidropeeling.
• Microdermoabrasión con punta diamante
• Radiofrecuencia.
• Láseres.
• Mascaras LED.
• Electroporación.
• Tratamientos tópicos de aplicación en domicilio.
• Materiales de Relleno, uno de los más empleados hoy en día es el ácido hialurónico.
• Toxina botulínica (Botox ®).
• Mesoterapia facial, el tipo de producto a emplear dependerá de cada necesidad.
• Hilos absorbibles (tensión o redensificación).
• Bioestimuladores cutáneos.

Lo primero es acudir a una valoración por un profesional para saber la mejor opción de tratamiento para cada persona tomando en cuenta factores como el estado de salud actual, expectativas del tratamiento, contraindicaciones, ventajas, alternativas y probables complicaciones de cada procedimiento y en su caso protocolo de tratamiento